Hoteles en Plaza del Casco Antiguo

Plaza del Casco Antiguo Details

Visite la Plaza del Pueblo antiguo y quedará sorprendido por la impresionante belleza de una de las atracciones más magníficas de Europa. Los antiguos edificios y las iglesias encumbradas hacen que se repitan los volúmenes sobre la impresionante historia de Praga. En este lugar usted podrá observar muchas de las imágenes de Praga que aparecen en los libros. La Plaza del Pueblo antiguo se halla en medio de un laberinto de angostas callecitas de adoquines, entre el Río Vltava y la Plaza de Wenceslao. Lo que más vale la pena visitar en la Plaza del Pueblo antiguo es el Templo de Nuestra Señora de Tyn, el Reloj Astronómico y la Torre del Ayuntamiento del Pueblo Antiguo, y la asombrosa Iglesia de San Nicolás. En el centro se encuentra la estatua de Jan Hus, que se construyó para señalar la fecha del aniversario de los 500 años de la muerte del reformador. La plaza es el escenario central de bullicio y actividad constantes, día y noche, y tiene una larga historia por haber sido el sitio donde tuvieron lugar los momentos definitivos de la ciudad. Puede hablarse por ejemplo de la ejecución del predicador J. Zelivsky en 1422 o de los ataques a los tanques soviéticos con cócteles Molotov en 1968. Por encima de la plaza, pero medio escondido detrás de una serie de casas, se observa el Templo de Tyn con sus torrecillas al estilo de los cuentos de hadas. En la actualidad también se utiliza la plaza para discursos políticos, celebraciones navideñas y reuniones de gran concurrencia. Para darle un poco de tranquilidad al lugar, la plaza y las calles que la rodean se hicieron zonas peatonales. En el verano, las gradas están repletas de turistas que descansan y disfrutan de la belleza de los extraordinarios edificios medievales que los rodean.